Mara asesina a pastor en El Salvador por sacar jóvenes de su pandilla

En venganza por llevar pandilleros a una fe en Jesús que les hacía abandonar su estilo violento de vida.

ElSalvadorcom · EL SALVADOR · 24 DE JULIO DE 2018 · 14:00

La Biblia destrozada / ElSalvador.com

Hasta el domingo pasado, en Tacuba, El Salvador, había un pastor evangélico que en menos de seis meses, sin un programa específico, sin presupuesto gubernamental y sin existir acuerdo con alguna autoridad, sacó de las pandillas a cerca de diez jóvenes, confirma la misma policía local y muchísima gente de ese municipio del departamento de Ahuachapán del país centroamericano.

Quien hizo eso fue José Isaac García Zaldaña, un joven campesino sin estudios formales de teología, pero que desde temprana edad dio muestras de su liderazgo espiritual y, sobre todo, de su honestidad.

A principios de este año, José Isaac fue asignado como pastor evangélico de la Iglesia Profética “La Ciudad de Dios”, que funciona en la comunidad Los Pinos del cantón San Rafael, distante unos 8 kilómetros del cantón El Rosario Centro, donde últimamente estaba viviendo, junto a sus padres y hermanos.

Los problemas para José Isaac comenzaron casi desde que llegó a la comunidad Los Pinos. La primera vez fue atacado a balazos mientras hacía labores agrícolas pues además de ser pastor también le gustaba la agricultura. En esa ocasión le soltaron varios disparos.

Otro día, un grupo de mareros lo sacó de la casa que funcionaba como iglesia y como vivienda para José Isaac, y ante la mirada de muchos, recibió una golpiza.

José Isaac fue asesinado el pasado domingo, a las 7:00 de la mañana, en el caserío Altos del Toro, en cantón El Rosario.

 

VENGANZA DE LA MARA MS-13

Fuentes policiales, familiares y conocidos de José Isaac están seguros de que quienes lo mataron fueron miembros de la mara Salvatrucha (MS-13), los mismos que le habían amenazado de muerte y antes, hasta lo habían sacado de la iglesia para golpearlo en plena calle, a plena luz de día y frente a vecinos de la comunidad Los Pinos.

“El cipote tuvo las agallas de quitarle varios miembros a la pandilla y por eso lo corrieron de la iglesia de San Rafael”, dijo una fuente policial con un tono de voz que denotaba mucha seguridad de lo que estaba diciendo.

Familiares de la víctima también creen ciegamente que lo asesinaron en venganza por su labor espiritual que llevaba a los pandilleros a una fe en Jesús que les hacía abandonar su pasado estilo violento de vida. Y con eso hacía mucho daño a la imagen de la pandilla.

“Fíjese que él predicaba tan bonito que los pandilleros llegaban por sí solos a escuchar los cultos. Como permanecían cerca de la iglesia, ellos solitos se iban a sentar a las sillas para escucharlo”, aseguró una persona que dijo conocer muy bien el trabajo pastoral de José Isaac, pero que pidió proteger su identidad.

Publicado en: EVANGÉLICO DIGITAL - LATINOAMÉRICA - Mara asesina a pastor en El Salvador por sacar jóvenes de su pandilla